martes, 11 de noviembre de 2008

La Historia del Golpe

Métele mente a mis siguientes versos

"Operación Caos" control del universo,

bueno no del universo nomás del mundo entero

y controlar Panamá, eso es lo primero

Mis panas eran doce, quería 22

faltaban 10, así que yo

me fui directo al Marañón

y contacté a 10 chacales todos con su cañón

después de explicarles dieron la condición

-queremos un millón pa cada uno y una mansión.

Era un trato muy barato pa la fokin misión.

Inicié mi operación pues ya tenía mi tropa

mis chacales secuestraron un avión de Copa

y los estrellaron contra el Palacio de las garzas

a los ministros pelamos y acabamos con su farsa

igualmente maté al presidente y su gente

mandé 10 agentes causé un accidente

su avión cayó al mar (similar a Omar)

Vivian el domingo nos vamos a Riomar

fue lo ultimo que dijo el hijo de Torrijos antes de volar





Controlar la asamblea es el siguiente paso

-¡Jaguar déjanos matar a esos payasos!

Con un gobierno tan odiado fue fácil conquistarlos

la gente me apoyaba con tal de derrocarlos.

Fuimos a la asamblea el día de quincena

(pues es el unico día en que está llena)

Bloqueamos la salida, grité:

-¡Quietos si quieren su vida!

hijueputas diputados tamos emputados

obedezcan si no quieren ver sus brazos amputados

los golpeamos, torturamos y obligamos

a pasar una ley en que me nombraban rey

quemé la constitución tomé la institución de rehén

no había quien me hiciera oposición.

En una semana dominé la nación.





Como jefe de estado

goberné guiado por mis emociones

y a veces tomé excelentes decisiones

pero otras veces en verdad no fui muy racional

puse a Los Sensacionales a cantar el Himno Nacional.

Dueño y señor, el más temido

Noriega era un chiste al lado mío.

Yo era el nuevo Napoleón

mientras más tenía más quería

más crecía mi ambición.

Tomé la decisión de conquistar el mundo entero

sin que nadie se entere

y esto fue lo primero:

"Panamá encuentra la cura del SIDA"

engañé al mundo con esa mentira

líderes mundiales daban gracias totales

decidí invitarles a la ciudad de Panamá

por cierto, se me olvidaba mencionar

ahora se llama Ciudad El Jaguar



"Cumbre Internacional sobre la Cura del SIDA"

Todo era una trampa muy bien construída

Reuní a los jefes de naciones, religiones,

corporaciones y la farándula

y los eché en un pozo lleno de tarántulas.

A todos menos al presidente de Gringoamérica

y a su papá.

En vez de eso llevé a papá Bush y a baby Bush

a un push con 10 Ricardones

pa que se los cogieran sin usar condones,

luego los perros se comieron sus corazones.

Mis matones hicieron el trabajo en secreto

nadie en el mundo supo nada de esto,

luego trajimos un doctor brasilero

un cirujano plástico bastante discreto

y ejecutamos la última parte de mi plan

cambiarle la cara a todo mi clan

-!Excelente doctor, que viva la ciencia!

¡Son idénticos no hay diferencia!

Mis chacales tenían las caras iguales

a los presidentes y sus escoltas

como en aquella película de Nicolas Cage

y John Travolta.

Yo por mi parte

me quedé con mi propio rostro

no me hacía falta parecerme a otro.

Mis secuaces eran copias idénticas

en cada país cambié al líder por una réplica

mis falsos presidentes tomaron decisiones históricas.

El mundo se convirtió en una sola república.



Yo gobernaba la tierra desde las sombras

tu veías la cara de Bush o cualquier otra,

pero en verdad era mi gente siguiendo mis obras

algo así como el comandante Cobra.

Yo era el Emperador, tenía todo el control

me sentía como un Dios, pero sucedió

lo que sucede siempre:

Fui traicionado por mi propia gente.

-Nos parecemos a los presidentes.

Mandamos como presidentes.

¡Somos presidentes!

No te necesitamos ya fue suficiente.

Mi imperio robaron

ellos sólo eran las caras yo era la mente

Escapé, traté de denunciarlos

pero me tomaron por loco

-Este está demente...

¡malditos chacales!

yo era el rey con poderes imperiales

Mírame ahora

en este hospital para enfermos mentales

sólo me queda contarles

ésta maldita historia del golpe.

1 comentario:

Mila dijo...

Me has dejado sin palabras!